Tu Futuro depende de lo que Hables

En la vida diaria, permanecer en la Palabra de Dios implica tres acciones. Primero, debo aceptar su autoridad. La decisión más importante que puedes tomar hoy es resolver el asunto de cuál ha de ser la autoridad absoluta para tu vida. Opta por la Biblia como la máxima autoridad, a pesar de la cultura, la tradición, la razón o la emoción. Cuando tengas que tomar decisiones, proponte hacer primero esta pregunta: ¿Qué dice la Biblia? Decide que cuando Dios te pida que hagas algo, confiarás en su palabra y lo harás, tenga sentido o no, aunque no tengas ganas de hacerlo. “Toda palabra de Dios es digna de crédito” Proverbios 30:5 5 Toda palabra de Dios es limpia; Él es escudo a los que en él esperan. Para permanecer en la Palabra de Dios debo asimilar su verdad. Hay cinco maneras de hacerlo: puedes recibirla, leerla, investigarla, recordarla y reflexionar en ella. 1. Recibe la Palabra de Dios - escucha y acepta la Palabra con una mentalidad y una actitud receptiva. 2. Lee diariamente la Biblia – te mantendrá al alcance de la voz de Dios. 3. Investiga o estudia la Biblia – formula preguntas acerca del texto anota tus ideas. 4. Recuerda la Palabra de Dios – memorizar los versículos de la Biblia te ayudará a resistir la tentación, tomar decisiones sabias, reducir la tensión, robustecer la confianza, brindar buenos consejos y compartir tu fe con otros. 5. Reflexiona diariamente en las Escrituras – ningún otro hábito puede hacer más por transformar tu vida para que te parezcas más a Jesús. Jesús dijo: “Ahora que saben estas cosas, serán dichosos si las ponen en práctica” 17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis. Santiago 1:22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. La bendición de Dios viene por obedecer la verdad, no solo por conocerla. La mejor manera para llegar a ser un hacedor de la Palabra es escribir siempre un paso de acción como resultado de la lectura, estudio o reflexión sobre la Palabra de Dios. Desarrolla el hábito de anotar exactamente lo que piensas hacer. Transformados por los problemas “Dichoso el hombre que no cede a hacer lo malo cuando es tentado, porque un día recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que lo aman.” SANTIAGO 1:12 Tener al fruto del Espíritu es ser como Cristo. ¿Cómo, entonces, produce el Espíritu Santo estos nueve frutos en tu vida? ¿Los crea al instante? No. La fruta siempre madura y llega a su punto lentamente. ¡Dios desarrolla el fruto del Espíritu en tu vida, permitiéndote experimentar circunstancias en las que seas tentado para producir exactamente la cualidad contraria! El desarrollo del carácter siempre involucra una elección, y la tentación proporciona esa oportunidad. ¡Cada vez que derrotas una tentación te pareces más a Jesús! Como vencer la tentación 1. Rehúsa ser intimidado. 2. La tentación es una señal de que Satanás te odia, no de tu debilidad o mundanalidad. 3. También es una parte normal del ser humano y del hecho de vivir en un mundo caído. 4. No te sorprendas ni te asustes o descorazones por ser tentado. Sé realista en cuanto a la incapacidad de evitar la tentación; nunca podrás evitarla completamente. 1. Pídele ayuda a Dios. 2. La Biblia garantiza que nuestro clamor por ayuda será oído porque Jesús se solidariza con nuestras luchas. 3. Él enfrentó las mismas tentaciones que nosotros. 4. El amor de Dios es eterno, y su paciencia es para siempre. 5. Si tienes que clamar pidiéndole ayuda a Dios doscientas veces al día para derrotar cierta tentación en particular, él estará más que dispuesto a brindarte tu misericordia y su gracia. “Cuando el Espíritu Santo controla nuestras vidas, él producirá este tipo de fruto en nosotros: amor, alegría, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y auto-control.” Gálatas 5:22-23

Comentarios