Tiempo de Meditacion


La Palabra de Dios es esencial para la vida de cada creyente.
Me pregunto, ¿Qué fuere de nosotros si no tuviéramos su Palabra?
¿A dónde correríamos sin su Palabra? He llegado a ver que al trascurrir más los años he llegado a apreciar y amar más su Palabra en mí.
Cada día al levantarme mi oración es que el Salmo 19:10 se haga más real en mi vida, “Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.”
Hoy más que nunca creo que debería haber una hambre y anhelo por su Palabra en nuestras vidas.
Que logremos posicionar su palabra en primer lugar en nuestra agenda de prioridades.
Hay que recordarnos esta mañana de las palabras de nuestro Señor Jesucristo, “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).
Hay algo más importante que el alimento físico y la vida que vivimos en este mundo. ¡Su Palabra! En estos tiempos donde hay tantas cosas que logran robar nuestro tiempo y atención debemos tener mucho cuidado de llegar al punto donde no hay lugar para su Palabra en nuestros corazones.
Es triste pero no podemos negar que hay cosas que pueden ahogar su Palabra en nuestros corazones, “pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa” (Marcos 4:19).
Vivimos en un mundo donde existe una inmensa cantidad de medios de recreación y entretenimiento.  
Hoy más que nunca corremos el peligro de abandonar  y poner un lado la Biblia por otras cosas que en verdad nunca llenaran el vacío que tenemos.
Cosas que nunca nos darán la paz, seguridad y fe para el mañana.
En este año 2015 no podemos cometer el error de bajo estimar el tiempo que pasamos leyendo y alimentándonos con la Palabra de Dios.
Mi oración es que nos determinemos a mantener la disciplina diaria de tomar un tiempo de calidad en oración y leyendo la Biblia.
Mi oración es que estos palabras logren dar fruto en los corazones de aquellos que toman el tiempo para leerlos.
Que juntos logremos leer la Biblia por completo en este año 2015.
¡Solo haciendo esto podremos ver a Cristo exaltado en nuestras vidas!
Por ultimo oremos que Amos 8:11 se haga real en nuestros días, “He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová.”
¡Señor danos esta hambre! Deseamos ser saciados por tu Palabra.
Porque sabemos que es la Palabra que hará su obra en nosotros en este año 2015.
Su Palabra nunca regresara vacía, ella hará su obra.
Penetrara lo más profundo de nuestro ser y seremos transformados por ella.
Jeremías 23:29— 29 ¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra?
Efesios 5:26  — 26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,
Efesios 6:17  — 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;
1 Pedro 1:23 — 23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.
Salmos 119:89 — 89 Para siempre, oh Jehová, Permanece tu palabra en los cielos.
Juan 6:63  — 63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.
Romanos 10:17  — 17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.
Isaías 40:8  — 8 Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Donde no hay visión, el pueblo perece."

Reflexiones sobre el Uso de Facebook

Radio Redentor Argentina