Reflexionando en el Día del Padre


Es muy difícil escribir sobre el día del padre es más triste y difícil. 
Hoy en día muchos chicos pasan por lo menos una parte de su infancia viviendo separados del papá. 
¿Cómo podemos hacerle justicia al día del padre en una sociedad donde la ausencia del padre aumenta?
Yo no he tenido la Presencia de un Padre,nunca es tarde para aprovechar el tiempo perdido!
En la Biblia, el quinto mandamiento nos pide honrar a ambos padre y madre, y dice que las cosas saldrán bien cuando prestamos atención a esta regla.
Sin embargo, ¿cómo puede espera un padre ser honrado; es decir: amado y respetado —si no vive una vida digna de esto?
Si un hombre es perezoso, deshonesto, inmoral e indeciso, nada mejor podemos esperar de sus hijos.
Por otro lado, un padre que ama y respeta a su esposa, —que guía con decisión y dedicación a su familia— es el mejor regalo que un niño puede tener.
La estabilidad emocional del niño o la niña depende del ejemplo de su padre; ejemplo que debe estar presente desde el principio, porque los primeros cinco años en la vida de un niño son los más formativos.
Desde la antigüedad se ha preferido que sea el hombre quien guíe a la familia, y nosotros los hombres debemos estar orgullosos de tener esta responsabilidad.
Sin embargo, actualmente muchos hombres no dan lugar a esto y frecuentemente ni siquiera están presentes en absoluto.
Nosotros los hombres necesitamos ser padres, no sólo de nuestros propios hijos, sino de todo niño a quien podemos influir en su vida.
Incluso los hombres sin hijos pueden también personificar los mejores atributos de la paternidad.
En este sentido, la paternidad es un deber que se encomienda a todo ser masculino, y verdaderos hombres serán como padres para todos los niños.
A través de los años, he conocido en diferentes escuelas primarias y secundarias a muchos entrenadores y profesores quienes fueron la única figura paterna que conocieron muchos de sus alumnos.
"El mayor propósito de nuestra educación debería ser formar verdaderos padres de los niños y verdaderas madres de las niñas. Lo demás es secundario".
Los niños anhelan tener un ejemplo masculino, y sufren cuando no se encuentra.
En cambio, aquellos que si tienen un verdadero padre pueden convertirse a su vez en buenos padres de familia y líderes, dejando una herencia que seguirá cambiando más vidas aún.
Estos hombres como buenos soldados entrarán a las batallas de la vida con astucia y valentía, listos para el combate y los desafíos.
Como soldados en cualquier parte, estarán alertas y listos para servir las 24 horas al día.
No tendrán miedo de ir al frente ni aprender de sus errores.
Así lograrán hacer la diferencia para sus propios hijos y para el mundo que les rodea.
En una época que el miedo domina todas las relaciones, los hombres tenemos que alentarnos unos a otros para ser verdaderos padres; más que nunca necesitamos verdaderos padres —hombres llenos de luz que proporcionen compañía e iluminen amor y esperanza en un mundo lleno de soledad, dolor y desesperación.
Si tú tienes tal padre, eres verdaderamente afortunado.
Este día del Padre debes estar agradecido por él y tomar un tiempo para darle las gracias.

Comentarios