Excusas para no orar

Porque las Personas nos cuesta Tanto Orar, no importa tu Religión o Ministerio al Cual Pertenezca,
Orar no es Repetir reiteradamente como un disco rayado.
Orar es Hablar con Dios,como si fuese que esta hablando con un amigo o un Familiar
Aunque la respuesta de Dios sea un “no” o un “después”, no hay cosa más reconfortante que la oración de fe. 
Y si esto es así, ¿por qué para muchos cristianos resulta tan difícil adoptar una rutina de oración? 
A continuación una lista de excusas para no orar. 
A lo mejor usted conoce algunas más.
1. “Estoy demasiado ocupado!”
(Jesús tuvo un ministerio lleno de horario pero no hizo tiempo para orar.)
2. “Yo no sé cómo hacerlo bien.”
(¿Y si sólo tratas de hablar con Dios como si fuera un amigo?)
3. “No funciona de todos modos.”
(No fue así como Jesús o la iglesia primitiva trataron.)
4. “La oración sólo nos cambia a nosotros, no las situaciones.”
(¿Quién te dijo eso? ¡Cambia los dos!)
5. “No sueno bien cuando oro”.
(La verdadera oración es una expresión del corazón, no un concurso de oratoria).
6. “Prefiero leer la Biblia más que orar.”
(Sin los dos sólo es una conversación de una vía)
7. “Dios no me toma en serio.”
(Sí, sobre todo si no hablas con él. ¡Empieza ahora!)
8. “Se siente raro”.
(Lo mismo sucede con la piel de una piña, pero sabe muy bien.)
9. “La gente puede burlarse de mí si me ven orar.”
(¡Bien! La persecución fortalece  Mateo 5:11-12)
10. “Yo no sé por dónde empezar.”
(¿Qué tal si comienzas con la oración del Señor ?)

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Donde no hay visión, el pueblo perece."

Reflexiones sobre el Uso de Facebook

Radio Redentor Argentina